VARICES

¿Qué son las varices?
Las varices son dilataciones y tortuosidades de las venas superficiales de las piernas.
Existen varios tipos, las cuales se clasifican de acuerdo a su tamaño en:

Varices: Son venas dilatadas con calibre superior a 3 mm, ubicadas por debajo de la piel. Se dilatan como consecuencia de una alteración valvular o de la pared vascular con presencia de reflujo.

Microvarices: Son dilataciones de los pequeños vasos de la piel y pueden o no acompañar otros signos de insuficiencia venosa crónica (ivc). Estas incluyen teleangiectasias, dilatación de vénulas intradérmicas de hasta 1mm; y varices reticulares, venas subdérmicas de entre 1-3 mm.

Estudios epidemiológicos en España, demuestran que el 68% de la población presenta algún síntoma de IVC, siendo la presencia de varículas el más frecuente en un 70,9% y varices en el 29,4 %.

Esta condición afecta predominantemente a mujeres en un 64%.

¿Por qué se producen las varices?

Muchas son las causas de esta enfermedad, entre las que se encuentran: la predisposición hereditaria, la obesidad, el sedentarismo, el embarazo, el uso de anticonceptivos o de hormonas que se administran para el control de la menopausia.

¿Es posible eliminar las varices?
Afortunadamente existen tratamientos médicos eficaces para tratar las varices.
Es importante realizar medidas higiénico-dietéticas preventivas acompañadas de una evaluación profesional por un médico capacitado para realizar el diagnóstico y aplicar el tratamiento indicado para cada paciente. De este modo podemos asegurar un tratamiento eficaz y seguro para quitar las varices.

Tratamiento:
Disponemos de varias alternativas para tratar las varices. El mejor tratamiento dependerá del diagnóstico y debe ser individualizado para cada paciente.

Tratamiento Esclerosante:
La esclerosis o escleroterapia tiene como finalidad ocasionar una lesión del endotelio que favorezca la fibrosis y reabsorción del trayecto vascular. Se realiza mediante la introducción de un fármaco esclerosante en el interior de la variz. Es un tratamiento para varices sin cirugía.
La mayoría de las sociedades científicas como la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), consideran la esclerosis química como el tratamiento de elección de las microvarices. Se puede realizar con líquido o con espuma.

Esclerosis Líquida:
También llamada microesclerosis, consiste en la administración de soluciones esclerosantes dentro de la luz de la vena afectada. Esta indicada para teleangiectasias y arañas vasculares, permite tratar de manera eficaz estas pequeñas varices.
Esclerosis con Microespuma:
Indicada para venas reticulares y varices grandes. Al inyectar la espuma en el interior de la vena, esta desplaza la sangre y entra en contacto directo con el endotelio vascular durante más tiempo. Permite obtener excelentes resultados utilizando poco volumen de esclerosante y a menor concentración.
Ventajas:
– Es ambulatorio. No precisa baja laboral ni reposo.
– Resultados altamente satisfactorios.
– No requiere preparación ni preoperatorio.
– No es doloroso.
– No requiere anestesia.
– No hay heridas ni cicatrices.
– Tiene muy pocas complicaciones.

Efectos secundarios:
Prácticamente carece de efectos secundarios salvo la aparición ocasional de hematomas que desaparecen en pocos días.

SUBIR UA-77003541-2