¿Cómo obtener buenos resultados en injerto capilar? Por el Dr. Antonio Fernández Brito.

por / viernes, 28 abril 2017 / Publicado enActualidad

Es evidente que cada vez se hace más popular la cirugía de injerto o trasplante capilar.

Miles de pacientes cada año acuden a centros especializados en este tipo de tratamiento para solucionar su problema de calvicie. Este crecimiento en la demanda de injertos de pelo puede deberse a varios factores como el mayor conocimiento por el público, la difusión de información por medios de comunicación y redes sociales, la realización por parte de estrellas de cine, televisión y deportistas famosos, la disminución de precios en los últimos años y por supuesto, por los buenos resultados de los trasplantes capilares que obtenemos actualmente.

Es este último punto el que quiero comentar en esta oportunidad. ¿Cuáles son los factores que determinan el éxito o el fracaso de este tipo de intervenciones? ¿Qué tenemos que tomar en cuenta a la hora de escoger un especialista o una clínica de trasplante capilar? ¿Cómo podemos hacer para garantizar un buen resultado en cirugías de injerto capilar? He aquí las respuestas.

La cirugía de trasplante capilar es probablemente una de las más complejas dentro de las cirugías estéticas y ese grado de complejidad se debe a la gran cantidad de detalles que hay que controlar para que el desenlace sea satisfactorio. Para tener éxito y poder lograr buenos resultados, debemos cuidar los siguientes factores:

La selección del paciente.

Este es un apartado muy importante. No todos los pacientes son buenos candidatos a trasplante capilar. Para evaluar si un paciente puede tener un buen resultado posterior a un injerto capilar hay que valorar varios factores como: la extensión de la alopecia, esta puede clasificarse en varios grados (siendo los estadios más avanzados más difíciles de tratar y muchas veces necesitan más de una cirugía para lograr el resultado deseado); la calidad de la zona donante, su densidad, grosor y tipo de pelo, etc; la presencia de enfermedades asociadas, a veces pueden interferir en el buen desarrollo del injerto si no están controladas, así como algunas deficiencias nutricionales.

Mantener expectativas realistas.

Es algo que hay que conversar muy bien con el paciente. Lo que para algunos puede ser un buen resultado, para otros puede resultar insuficiente. Por eso hay que comprender los deseos y expectativas del paciente antes de su cirugía de injerto capilar y ser muy claro al explicar los resultados que se pueden conseguir de una forma realista.

Realizar un buen diseño.

Es de suma importancia que el diseño planteado sea estéticamente correcto, que nos permita aprovechar al máximo la cantidad de unidades foliculares extraídas, que respete la naturalidad mediante sus formas y que esté a adaptado a la anatomía de cada particular. Si partimos de un mal diseño, el resultado del trasplante capilar será un desacierto.

Escoger la técnica adecuada y Planificar la intervención.

Existen varias técnicas de trasplante capilar: el FUE, FUE motorizado, asistido por robot y FUSS son las más comunes y las que se practican actualmente. Algunas de estas técnicas son más adecuadas para determinados tipos de pacientes. Por ejemplo, un paciente que por motivos personales no pueda raparse, no es un buen candidato para realizar FUE. Tendríamos que buscar una alternativa, como FUE non-shave o FUSS.

El cirujano.

La experiencia en trasplante capilar es fundamental. Para dominar todos estos factores que comento se necesitan años de práctica y muchísimos casos realizados. La “curva de aprendizaje” en trasplante capilar es larga ya que los resultados que obtenemos los podemos valorar al año de realizada la intervención. Es por esto que lleva tiempo dominar esta especialidad. Sólo un cirujano preparado, con una buena formación y con la experiencia de cientos de casos realizados, puede garantizar la obtención de muy buenos resultados.

El equipo técnico.

Este es uno de los tópico que generalmente pasa inadvertido y es tan importante como el anterior. La cirugía de trasplante capilar es un trabajo en equipo. Toma horas realizar un procedimiento y es un trabajo duro que puede resultar agotador. La presencia de un buen personal técnico, bien formado y con experiencia es fundamental para el éxito de la cirugía.

La intervención.

Este apartado va íntimamente ligado a los anteriores. En el procedimiento en sí es donde se conjugan varios de los factores que determinan el resultado. La extracción debe ser suficiente y adecuada (con bajas tas de transección); la creación de las incisiones debe ser correcta, usando densidades adecuadas, siguiendo una dirección y un ángulo específico; y por supuesto, la implantación debe hacerse de forma rápida y sin dañar el folículo, con la mínima manipulación posible.

La preservación de los folículos.

Una vez extraídas las unidades foliculares, deben permanecer en una solución adecuada para su conservación y a una temperatura inferior a los 8 ºC. La desecación de los folículos es una de las principales causas de pobre crecimiento. La selección de la solución de conservación y la constante verificación del estado de hidratación y la temperatura de las unidades foliculares puede ser determinante a la hora de ver el resultado.

Los cuidados posteriores.

Una vez concluida la intervención no termina todo, comienza la etapa del posoperatorio. Es en esta fase en donde los cuidados del propio paciente y el seguimiento de las indicaciones dadas por el médico y su equipo, completan el tratamiento. El correcto manejo de la zona injertada en los días posteriores al injerto capilar puede inclinar la balanza hacia el éxito o fracaso.

Uso de tratamiento médico complementario.

El trasplante capilar puede repoblar las zonas en donde se ha perdido el pelo pero no es capaz de frenar la caída. Es decir, en pacientes jóvenes o con estadios iniciales o intermedios de alopecia androgénica, es muy importante seguir un tratamiento médico anticaída para estabilizarla y evitar que progrese. De esta manera, junto con el injerto capilar, podemos garantizar que el buen resultado se mantenga en el tiempo. Si te interesa conocer cuáles son los cinco tratamientos para la calvicie que realmente funcionan pincha el enlace.

En conclusión, puedo decir que el éxito del injerto capilar y la obtención de buenos resultados depende de una serie de factores de igual importancia y que si falla alguno de estos, se verá comprometido el resultado final. Solo al asegurarnos la excelencia en cada uno de los puntos mencionados podemos garantizar un desenlace satisfactorio y el cumplimiento del objetivo trazado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUBIR UA-77003541-2