Workshop de Trasplante Capilar Automatizado SAFER.

por / lunes, 29 febrero 2016 / Publicado enNoticias
SAFER-trasplante-capilar

Desde que Bernstein y Rassman publicaron su artículo, en 2002, describiendo la técnica FUE (follicular unit extraction) para injertos capilares, esta ha evolucionado y se ha ido mejorando con la idea de obtener la mayor cantidad de folículos viables en el menor tiempo posible.

La idea fundamental de este método es extraer unidades foliculares, de una en una, desde la zona donante de un paciente (área posterior y laterales de la cabeza) e injertarlas en la zona de calvicie realizando una distribución que nos permita alcanzar resultados completamente naturales y estéticos sin la presencia de cicatrices visibles como puede ocurrir con la tira.

Cada vez más aumenta el número de pacientes con alopecia androgénica que demandan esta técnica como la solución a su problema de calvicie.

Es por esto, que en la búsqueda continua por mejorar, han aparecido diferentes dispositivos que automatizan el proceso y que tienen como objetivo facilitar la extracción, el almacenamiento y/o la implantación de los folículos.

Recientemente tuve la oportunidad de probar uno de ellos. Se trata del equipo para Trasplante Capilar Automatizado SAFER. El SAFER (Suction Assisted Follicular Extraction & Re-implantation), tambien conocido en norteamérica como NeoGraft, es un equipo médico que automatiza la extracción y la reimplantación de unidades foliculares a través de un avanzado sistema de succión.

El aparato posee un instrumento motorizado que acopla un punch o bisturí circular, que es capaz de rotar hasta 1000 rpm, asociado a un mecanismo de succión que permite extraer unidades foliculares y depositarlas en un reservorio. La principal ventaja es que acelera el proceso de extracción en comparación con la técnica manual y promete disminuir la tasa de transección una vez superada la curva de aprendizaje.

Adicionalmente, el equipo SAFER para injerto capilar cuenta con un manípulo que asiste en la reimplantación del pelo extraído. Luego de realizarse las incisiones de forma manual, la unidad folicular es aspirada dentro de la pieza de mano y posteriormente implantada en el agujero seleccionado mediante un pistón neumático.

Durante el taller pude comprobar el buen funcionamiento del sistema y las ventajas que posee en relación a la técnica de FUE manual “tradicional”. La pieza de mano no es excesivamente pesada y posee un diseño ergonómico que facilita su uso. En “buenas manos” es posible extraer alrededor de 600 grafts por hora y la integridad de los mismos es correcta.

El procedimiento para la implantación es bastante simple y fácil de aprender, sumado al hecho de que es posible implantar con dos piezas simultáneamente, se puede acelerar el proceso y todo esto sin causar traumatismos al injerto.

Dentro de los aspectos a mejorar, me preocupa la posibilidad de que el sistema de succión continua pueda ocasionar la desecación de los folículos, afectando su posterior supervivencia y por otra parte, el tamaño de las incisiones necesarias para realizar la implantación con el dispositivo (más grandes de lo habitual) podría dificultar la obtención de altas densidades como las necesarias en la línea de implantación frontal.

Considero que el equipo SAFER para trasplante capilar es una herramienta útil que puede ofrecer beneficios a los cirujanos que realizamos este tipo de intervenciones.

SUBIR UA-77003541-2